Consejos para comprar una casa

Os presentamos las recomendaciones para comprar casa a buen precio en un momento de crisis como el que actualmente vive en el mercado inmobiliario:
 1. Poner tus finanzas en orden. Esto significa básicamente evaluar tu capacidad de endeudamiento a través de préstamos, sobre la base de tus ahorros acumulados, e ingresos y gastos efectivos y potenciales presentes y futuros. Tener claras tus cuentas te permitirá realizar una inversión acorde con tus posibilidades.
 2. Familiarizarte con las hipotecas. Debes decidir el préstamo que mejor se adapta a tus necesidades, el tipo de interés fijo o variable, si te conviene aceptar comisiones de amortización anticipada o no, etc. Debes evaluar -en el caso de tipos variables- los incrementos potenciales que pueden sufrir las cuotas de amortización mensuales, etc.
 3. Determina tus preferencias y necesidades. Si tienes muy claras tus preferencias y necesidades correrás un menor riesgo en embarcarte en ofertas que te quiten tiempo y te impidan encontrar la vivienda que realmente necesitas. En general el mercado de la vivienda es muy amplio y conviene centrarse en aquello que necesitas.
 4. Buscar casa. La Agencia Inmobiliaria te dará una lista de ofertas de casas en venta para evaluar. Internet es fundamental, visitar un buen portal inmobiliario facilita y acelera el proceso notablemente. También puedes ver las ofertas de compraventas de viviendas con características similares en la zona en la que estás interesado. En un momento dado, no está demás seguir otras pautas ya conocidas, como leer anuncios clasificados de compraventa de viviendas en las revistas y la prensa local.
 5. Haz una oferta. Si vas a hacer una oferta, recuerda que debes tener la seguridad en la obtención del préstamo hipotecario correspondiente. En todo caso supedita el acuerdo final de compra a la obtención de la hipoteca que necesitas. Las entidades financieras exigen previamente llevar a cabo la tasación de la vivienda. Sobre el valor tasado recuerde que el préstamo suele cubrir hasta un 80 por ciento de ese valor. Antes de firmar nada, tenga una oferta vinculante de la entidad financiera para su préstamo hipotecario. Aprovecha la tasación para hacer una inspección técnica de la casa que compra. Antes de firmar el contrato, asesórate por un experto sobre lo que te proponen firmar. Fuente : Eurorsidentes
READ MORE

Consejos para Hipotecar

Contratar una hipoteca es una decisión que requiere de mucha atención. Por suerte existen algunos consejos básicos que ayudan a la hora de negociar con la institución financiera las condiciones del préstamo hipotecario.
Tipo de interés
Además de negociar el interés más bajo posible con el banco, no olvides comprobar que tu contrato no incluye ninguna cláusula que incluya modificación de intereses. Productos vinculados En la guerra de captación de clientes, las entidades no paran de ofrecer en sus publicidades el interés más bajo. Y es cierto que luego aplican ese interés pero obligando a comprar, como contrapartida, varios productos vinculados (seguros, plan de pensiones, etcétera) que pueden encarecer el pago mensual. La estrategia más usada es la de la bonificación: cuantos más productos contratemos, más se reducirá el diferencial a pagar, aunque eso no signifique precisamente reducir el costo. Existen varios tipos de productos vinculados, aunque los más frecuentes son: la domiciliación de nómina, contratación de tarjetas de crédito y débito, seguro de vida, seguro de hogar. Por este motivo es importante calcular si el ahorro que supondría rebajar los intereses compensa el aumento que el pago de estos servicios va a suponer en el pago mensual. Nunca firmes sin preguntar cuántos productos vinculados tiene la hipoteca, cuánto cuesta cada uno y en qué plazos se pagan. Ten cuidado con los llamados seguros con prima única, a pagar de una sola vez al firmar la hipoteca. Suelen ser bastante caros en comparación con otros del mercado y puede que no cubran toda la vida útil de la hipoteca. Si no los puedes evitar, al menos intenta negociar la devolución del importe proporcional de la prima única en caso de cambiar tu hipoteca de banco. Comisión de apertura Se trata del porcentaje que hay que abonar al banco al formalizar la hipoteca y suele fluctuar entre 0 y 3% del importe total. Recuerda que muchas entidades ofrecen esta comisión al 0%. Intenta reducirla al mínimo, no es una de las condiciones más difíciles de negociar. Comisión por amortización parcial y total Más comisiones a las que hay que estar atentos: la comisión por amortización parcial y total. Estas comisiones se abonan al liquidar una parte o la totalidad del importe pendiente de la hipoteca. ¿Por qué el banco cobra esta comisión? Para cubrir la pérdida de negocio derivada de la cancelación. Antes de firmar negocia la amortización, pensando en que más adelante puedes querer adelantar los pagos o necesitar cambiar de banco con el menor costo posible. Más vale prevenir. Comisión de subrogación Si quieres cambiar tu hipoteca de banco para obtener un nuevo plazo de amortización o un tipo de interés más bajo, la entidad financiera con la que tienes firmada la hipoteca pedirá que abones la comisión de subrogación. Para evitarlo negocia con tu banco antes de estar en sus manos. Y recuerda que es importante conseguir una buena hipoteca pero también lo es salir de ella sin problemas en caso de conseguir mejores condiciones. Plazo de amortización Después de tener en cuenta los puntos anteriores, es importante que te fijes un plazo razonable en función de tu perfil y necesidades. Sobre todo ten en cuenta que en la cuota mensual influirán no sólo los intereses sino el plazo con el que decidas amortizar la hipoteca. Si te decantas por un plazo más amplio, debes saber que a priori representas un mayor riesgo para el banco, lo cual lo pagarás con un mayor precio de la hipoteca. Si por el contrario quieres devolver el préstamo hipotecario en menos tiempo, pagarás intereses durante un período más corto y, por lo tanto, la hipoteca será más barata. Para saber qué cuota pagarás en función del plazo de amortización, una práctica calculadora de hipotecas te ayudará a salir de dudas. Flexibilidad de pago La flexibilidad de una hipoteca la mide principalmente la carencia que pueda tener, ya sea en el período inicial o a lo largo de la vida de la hipoteca, y es algo a tener en cuenta antes de contratarla. La carencia te servirá para reducir la cuota durante esos períodos pagando sólo intereses. Fuente : inmobihogar
READ MORE

Eligir un buen seguro para tu auto


Tener el vehículo asegurado es una obligación que no podemos dejar pasar. Se trata de poder responder frente a situaciones imprevistas, tales como choques, robos e, incluso, posibles lesionados. Por eso, a la hora de elegir un seguro siempre es recomendable comparar las características de las diferentes coberturas y compañías disponibles.
El precio muchas veces es el factor más determinante en cuanto a la contratación del seguro, pero no debiera ser el único atributo que tengamos en cuenta, dado que un buen servicio y asesoramiento en un momento difícil -como puede ser un choque o un robo-, nos brinda una tranquilidad extra de saber que estamos en buenas manos.

Qué tener en cuenta al contratar un seguro
* Diversidad de coberturas. Hoy en día se presentan diferentes opciones de coberturas a la hora de asegurar un vehículo. Si no recibimos un correcto asesoramiento, podemos terminar contratando una póliza que no cubra todo lo que nos dijeron o que esté por encima de lo que realmente necesitamos. Muchas veces, el lenguaje utilizado por un asesor o en una póliza puede ser poco entendible para una persona ajena a la industria del seguro. Es importante que se nos trasmita en lenguaje claro y conciso que es lo qué estamos contratando. Es necesario saber que existen 4 segmentos de coberturas:
- Cobertura A: Cubre daños ocasionados a terceros hasta la suma de $3.000.000.
- Cobertura B: Cubre robo total, incendio total y destrucción total de un vehículo por accidente. Incluye la cobertura A.
- Cobertura C: Cubre robo total y/o parcial, incendio total y/o parcial y destrucción total de un vehículo por incendio o por accidente. Incluye la cobertura A.
- Cobertura D: Cubre robo total y/o parcial, incendio total y/o parcial y destrucción total y/o parcial (según franquicia) de un vehículo por incendio o por accidente. Incluye la cobertura A.
Sobre estos segmentos hay que tener cuidado, dado que algunas compañía tienen una cobertura C con muchos beneficios si se la compara con otra, y no siempre una cobertura C de una compañía es igual a la C de otra. En ocasiones, pueden ser diferencias importantes o que tienen importancia en cuanto a la decisión por precio.
* Zonas de Riesgo. La zona donde vaya a circular regularmente el vehículo influye directamente en la valoración de riesgos de cada compañía. No presenta el mismo riesgo un vehículo que circule en un pueblo de Córdoba que en Capital Federal. Por ende, ese riesgo se va a ver reflejado en la cuota final del seguro. A veces creemos que Zona de Alto Riesgo se identifica por robos, y las compañías definen esto por la posibilidad de siniestros potenciales, con lo cual Capital Federal encabeza la lista en este sentido.

¿Qué compañía elegir?
Lo más importante es saber que la compañía va a responder ante un siniestro, sin letra chica y con “buena fe”. En este punto, es fundamental la figura del productor/asesor de seguros. Es normal que un productor trabaje con más de una compañía de seguros (una de las tantas ventajas de tener un productor) y, dentro de esa diversidad de opciones, nos puede ayudar a elegir la compañía y la cobertura que mejor aplique a nuestras necesidades.
Un buen productor de seguros juega a favor de su cliente, porque su negocio reside en lograr permanencia en su cartera y comisionar en el largo plazo por sus servicios. De esta manera, es probable que la opción que nos recomiende sea la mejor para nosotros, ya que opera como “nuestro consultor y asesor”.
Igualmente, más allá de que la decisión de contratar un seguro no sea algo fácil, la complejidad se presenta cuando hay que utilizar el mismo, dado que ante un siniestro importante es bueno contar con un asesor o con especialistas que ayuden a resolver el problema y proteger nuestros intereses con la compañía.
La decisión de contratar un seguro es muy importante, dado que si tenemos que usar el mismo, vamos a querer que cubra o nos proteja en todo lo que esperamos. Si en ese momento tenemos problemas, posiblemente el negocio de ahorrarnos plata o de no haber consultado con un asesor sobre esto haya sido un error que nos cueste caro.

Visto entremujeres
READ MORE